jueves, 12 de marzo de 2009

CONVIVENCIA ESCOLAR Y FAMILIAR





  • CONVIVENCIA ESCOLAR: El propósito de este trabajo es poner de manifiesto las múltiples cuestiones que inciden en la construcción de un sistema de convivencia en la escuela. Es ésta una tarea que requiere la consideración de distintos factores y aspectos que inciden en el desarrollo de las acciones necesarias que permitan alcanzar el propósito buscado: instaurar el sistema de convivencia escolar que posibilite acompañar el crecimiento de los niños adolescentes y jóvenes, promoviendo su desarrollo como sujetos de derecho y responsabilidad, es decir ciudadanos. Sin embargo, la experiencia frecuente de muchas instituciones educativas, ha demostrado - y demuestra - que la implementación del sistema de convivencia no es fácil ni sencillo y por eso queda postergado, suspendido, olvidado o abandonado. Me interesaría exponer y desarrollar en este trabajo algunas reflexiones y propuestas sobre la convivencia escolar como una construcción cotidiana, reconociendo que es una tarea compleja, pero es necesaria y posible y se constituye en una rica y valiosa experiencia educativa, dado que el aula y la escuela son los primeros espacios públicos de participación de las jóvenes generaciones.


COVIVENCIA FAMILIAR: Algunas de estas normas o reglas son explícitas y otras implícitas. En el mejor de los casos las establecen a través de pláticas en las que se ponen de acuerdo para organizarse, definir horarios, disciplina y obligaciones, determinar aspectos que consideran problemáticos y cómo piensan que los pueden resolver, e incluso adelantan la forma en la que educarán a sus hijos.
Ésta es una situación que pocas veces se da en la realidad, lo más común es que estas reglas surjan espontáneamente aportadas por la experiencia que cada uno de los miembros de la pareja ha tenido con su familia de origen y combinadas con las expectativas que desean para su vida en común.
Como cada uno se crió en hogares diferentes que a su vez tuvieron sus propias reglas y modos de organización, los miembros de la pareja piensa que “así es la vida” y lo que ellos vivieron es lo “normal”, por ello actúan conforme a esta convicción y esperan del otro reacciones semejantes a lo que sucedía en su familia.
De esto se desprende que deben negociar y combinar expectativas para convivir juntos, construyendo un estilo familiar propio, con la amalgama de reglas y estilos de ambos cónyuges.





  • PARA MI LA COVIVENCIA FAMILIAR Y ESCOLAR ES MUY IMPORTANTE YA QUE MEDIANTE A ESAS CONVIVENCIAS APRENDEMOS A RELACIONARNOS CON NUESTRO ENTORNO Y CON LA SOCIEDAD, PARA QUE POSTERIORMENTE CUANDO SALGAMOS "AL MUNDO REAL" SEPAMOS COMO DESENVOLVERNOS EN EL.


  • www.oei.es/valores2/monografias/monografia02/reflexion02


sepiensa.org.mx/contenidos/2005/f_convivir/convifam

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada